¿A quién le pertenece el feminismo?: feministas en lucha

Compartimos columna feminista de Cristeva Cabello, activista de disidencia sexual, en el medio independiente de movimientos sociales El Irreverente a propósito del pasado 8 de marzo y las tensiones del feminismo.

El 8 de marzo pasado se realizó la marcha por el día de la mujer trabajadora. Una marcha donde la demanda del aborto libre y gratuito sobresalió con mayor fuerza, a diferencia de un feminismo burocrático que sólo habló del femicidio durante los años de la transición. El feminismo es problemáticamente diverso, desde trabajadoras sexuales hasta estudiantes que no quieren estar más obligadas a usar jumper en invierno se reúnen para avivar un movimiento que durante más de 20 años ha estado desaparecido del escenario político. Un movimiento a veces odiado, a veces criminalizado y a veces deseado por un Estado que quiere parecer más cerca de los movimientos sociales.

1902919_10202566469417504_529966483_n

Sin duda que la llegada de una feminista a la FECH –Melissa Sepúlveda– es un signo de que los movimientos sociales nunca serán radicales sino integran una crítica anti-patriarcal, sino se atreven a hablar de las constantes discriminaciones a mujeres, gays o lesbianas. Un movimiento social sin feminismo no es movimiento social. Sin duda la aparición del feminismo en los movimientos sociales, las poblaciones y entre los estudiantes supone un desafío para muchos. Y es necesario explicar que el feminismo no es tan sólo políticas de mujeres o paridad de género para una elite. El feminismo supone integrar a inmigrantes negras que son explotadas sexualmente en este país, el feminismo debe denunciar el hecho de que la falta de educación sexual en los colegios promueve los embarazos adolescentes, el feminismo debe denunciar que la maternidad no es un sueño perfecto para todas las mujeres, más aún para las mujeres que no tienen el dinero suficiente para sostener la vida de un hijo.

Escribo como parte de la “Coordinadora Feministas en Lucha” un espacio que se ha comenzado a organizar con el apoyo de la dirigente feminista Melissa Sepúlveda y muchas organizaciones y colectivos feministas que hemos estado dispersos por mucho tiempo, pero que hemos encontrado un espacio para reencontrarnos. La Coordinadora Feministas en Lucha desde enero se organizó para realizar un marcha el 8 de marzo. Para esta histórica coordinadora que no tenía miedo en autodenominarse feminista –y donde habían desde madres lesbianas hasta estudiantes secundarias– un punto en común de acuerdo –y que mueve a este movimiento– es hacer un feminismo que no sea hecho para elites, donde la heterosexualidad no sea una norma. En Chile hay un feminismo burocrático, masculino y heterosexual, que está en importantes cargos de poder (aunque siempre haciendo pegas menores, porque siguen siendo sumisas) y que no es capaz de representar las revolucionarias demandas del feminismo.

No olvidemos que el feminismo ingresó a la catedral de Santiago después de una marcha de aborto el año 2013, ese acto revolucionario de desborde social generó reacciones conservadoras de aquellos emblemas del progresismo como Carolina Tohá, Giorgio Jackson (ahí se le nota la educación católica) y el director del The Clinic. El feminismo hace aparecer los límites de este progresismo liberal chileno que ahora está gobernando. Es necesario escuchar y dar espacios a las demandas feministas o sino las tomas y las funas serán las prácticas únicas posibles. Celebro la acción de compañeras feministas pro-aborto en la ciudad de Concepción que rayaron y orinaron la fachada del Servicio Nacional de la Mujer de esta ciudad para protestar el 8 de marzo. Manchar con fluidos, escribir con rojo sangriento “Sernam: regalonas del patriarcado” y estar con sus rostros cubiertos es una denuncia terrorista de la labor ingenua y restringida del que será el futuro Ministerio de la Mujer. El Sernam es uno de los responsables de la nula promoción de una política sexual en Chile y la fragmentación de las organizaciones de mujeres, dominado durante años por la Democracia Cristiana, el Sernam sólo ha tenido una dirección pro-familia, asistencialista y donde no hay interés en activar la conciencia política de las mujeres trabajadoras y estudiantes. Con la llegada de Claudia Pascual (PC) al Sernam cabe preguntarse: ¿será distinto el Sernam con la conducción de una integrante del Partido Comunista? ¿se atreverán a exigir aborto gratuito y de calidad? Si no hay respuesta, seguirán presentes las acciones de terrorismo sexual.

Las cosas están tensas en el feminismo

Las cosas están tensas en el feminismo más aún cuando algunas celebran que una mujer volvió a la presidencia o que hay dos ministras o subsecretarias que parece que se dicen feministas. Las cosas están tensas en el feminismo y eso lo notamos quienes participamos en la organización de la marcha del 8 de marzo recién pasado. Debido a presiones políticas de último momento la “Coordinadora Feministas en Lucha” se vio obligada a tener que dialogar y acordar la ruta de la marcha del 8 de marzo con representantes feministas del Partido Comunista (ahora Nueva Mayoría), con el feminismo histórico que es pro-Bachelet y que no tolera la inclusión de hombres feministas, además de fuerzas de la CUT, la ANEF y otros órganos más institucionales. Para muchas estos órganos nos parecen que son la muestra de una política patriarcal, extremadamente heterosexual y conservadora, que más bien quiere cooptar una lucha bajo su propio título. Se trata de la tesis de la cooptación política, es un intento de algunos/as de beneficiarse con la plusvalía progresista de lo que significa decirse a favor de las políticas de las mujeres o de las minorías sexuales.

Hay que denunciar un feminismo hecho para las elites que está en el actual gobierno y que no soporta el desorden y la radical disidencia de los cuerpos del feminismo. Por lo mismo hay que exigir decirse feminista, porque feminista no será lo mismo que ser pro-género o pro-mujeres.

No existe un espacio para el feminismo, no hay algo así como una “casa” feminista. La universidad, la población o casas particulares han sido los espacios donde de modo marginal las activistas feministas hemos organizado acciones, manuales, protestas. Queremos una catedral feminista, un espacio donde encontrarnos y durante este año la FECH puede ser este espacio. Con la llegada de una feminista a una de las posiciones con más visibilidad política para los movimientos sociales –la presidencia de la FECH– distintas activistas y organizaciones feministas se agrupan para generar un espacio feminista. Donde ninguna mujer se siente acosada, donde una compañera transexual puede reconocer la importancia de decirse feminista, donde se escriban manuales que eduquen a las escolares a cómo abortar con pastillas, donde mujeres que abortaron pueden encontrarse con mujeres que también abortaron y donde no se sentirán criminales. Se trata simplemente de crear un espacio feminista, donde distintos cuerpos violentados  se reúnan.  Hay que promover estos espacios de encuentro para que el feminismo no siga siendo una política para elites progresistas de este país.

La acción desquiciada de querer “unir” al feminismo, siendo que es problemáticamente disidente entre sí, donde hay algunas que quieren igualdad en el parlamento y otras que entregan anónimamente misotrol de modo solidario a otras mujeres para abortar de modo secreto con sus amigas o madres, nos hace preguntarnos ¿le pertenece a alguien el feminismo? Esta pregunta es aún más pertinente cuando vemos que la política tradicional feminista intenta hacerse parte de modos de lucha que no reconocen como propios. El feminismo no pertenece a nadie, el feminismo es para todxs.

Screen Shot 2014-04-03 at 1.25.29 AM

Screen Shot 2014-04-01 at 11.30.28 PM 2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s