La ocupación feminista a la biblioteca y el museo de Santiago: Coloquio De Una Raza Sospechosa intervino con orgasmos públicos y despatriarcalización

Entre el 18 y el 20 de noviembre participamos en el Coloquio Internacional “De una raza sospechosa” en homenaje a nuestra compañera, artista y activista Hija de Perra. El encuentro reunió a activistas feministas de Chile, Bolivia y Argentina, asimismo como estudiantes, artistas e investigadores de performance y arte político sexual. Este coloquio fue una continuación de dos encuentros anteriores organizados en el Museo Nacional de Bellas Arte y coordinados por Soledad Novoa.

coloquio

Durante tres días la Dirección de Bibliotecas y Museos de Chile, entre bibliotecas y archivos, acogió y fue lugar de discusiones sobre sexualidad, arte y política. En este encuentro fue posible conocer las producciones de “agitación callejera” que realizan el colectivo Mujeres Creando en La Paz y Santa Cruz. Asimismo las salas del Archivo Nacional fueron intervenidas por performances y revisiones del arte feminista producido en Chile. La compañera de Hija de Perra, Irina La Loca, colaboró en una intervención que recordó y puso en escena momentos de la escritura política y artística de esta activista y educadora sexual nacional. Irina erotizó el espacio utilizando un vestuario diseñado por Hija de Perra.

 Como un acto de insubordinación se realizaron intervenciones como las de la fotógrafa nacional Zaida González, quien además de repasar sus obras y procesos creativos, denunció la constante censura que su arte ha tenido en Chile y en el exterior. Zaida González compartió cómo sus fotografías generan complicaciones en las instituciones nacionales. Es así, como CUDS reconocemos estos gestos de okupación donde la producción feminista pone en tensión las tradiciones heteronormativas de las instituciones culturales y políticas públicas.

También el Grupo de Estudios Micropolíticas de la Desobediencia Sexual en el Arte de la Universidad de la Plata (Argentina) apoyó en profundidad los procesos creativos de jóvenes artistas nacionales que en este espacio pudieron obtener feed-back y orientaciones sobre producciones artísticas vinculadas al sexo, la carne y los cuerpos. Asimismo este colectivo argentino compartió parte de sus reflexiones y aprehensiones en torno a los procesos de archivo del arte sexual contemporáneo.

Esta instancia insólita donde diversos feminismos se cruzaron -desde los cuir, los comunitarios, los artísticos y los disidentes – fue la oportunidad de reconocer las producciones y reflexiones que en los últimos años se están generando en los territorios del activismo y arte sexual en Latinoamérica. Las discusiones sobre el sujeto travesti, la crítica que generan las usurpaciones de las políticas identitarias, la creatividad de conceptos desarrollados en el Sur, fueron algunos de los diálogos desarrollados en este espacio.

Además de destacar el lanzamiento del libro de Alejandra Castillo, que recorre como corpus de análisis gran parte de artistas que en la última década han desarrollado una producción donde la sexualidad y la abyección radical se ponen en escena, fue importante reconocer las estrategias que el feminismo disidente y no-institucional está realizando a través del arte para generar disputas políticas. Como las marchas de aborto que se toman una Bienal de Arte en el caso de Mujeres Creando o como las políticas de una maternidad mounstruosas/disidentes en artistas como Gabriela Rivera, son algunas de estas propuestas que aportan a afiatar los vínculos de producciones artísticas feministas que no dejan de estar a los márgenes de la cultura o que son constantemente miradas como extrañas ya sea para la política o para la “galería del arte” como decía en un texto Hija de Perra. Este tipo de espacio de intervención cultural donde la teoría y la crítica toman protagonista, son para nosotrxs como CUDS una posibilidad de promover una educación feminista que no existe en ningún programa curricular escolar y en escasos recovecos universitarios. “De una raza sospechosa” tomó prestado el título de un texto de Hija de Perra donde esta “vagabunda de la lujuria” intentaba autodefinir su lugar de mounstruosidad performática. Aquí se pudo conocer más sobre el arte de Hija de Perra, que por ejemplo era completamente desconocido para compañeras feministas de Mujeres Creando, y se pudo conocer más en profundidad la producción de las compañeras bolivianas que crearon el concepto de despatriarcalización.

Una de las discusiones reiteradas estuvo centrado en una crítica a los usos que la clase alta-media académica realiza de la figura de lo queer y en cambio, si alguno hubo en común, fue discutir e imaginar en conjunto posibilidades de localizar y reconocer esas disidencias sexuales en el territorio Sur-Sur. Un kuir dirán algunas.

galindo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s