Tres fotos de una protesta feminista en dictadura. Manifestación en la catedral 1985 (quizás 1984)

manifest-foto-riet-3-en-la-catedral

Por Cristeva Cabello.

Feministas y “políticas”. Estas fueron las dos acepciones que utilizó Julieta Kirkwood en su libro “Ser política en Chile” para describir dos modos distintos de organización política de las mujeres. Para esta pensadora feminista la rebeldía era la marca para inscribir una política feminista democrática opositora al autoritarismo patriarcal ‘extremo’, la rebeldía en oposición a una política de mujeres partidistas. ¿Cómo hacer memoria de esta rebeldía feminista? ¿Dónde y cómo compartimos el archivo de una memoria feminista en Chile?

Las siguientes fotografías muestran parte de un hallazgo de la activista Eliana Largo al revisar papeles y archivos guardados por años. Una acción de protesta, una intervención, una performance de mujeres en dictadura, específicamente en el frontis de la Catedral de Santiago. Eliana es de las primeras antropólogas egresadas de la carrera de antropología y fue parte activa del movimiento de mujeres durante la dictadura. Estas fotografías encontradas en archivos personales combinan emociones y sorpresas ante una intervención que nos sigue pareciendo demasiado actual y necesaria.

manifest-foto-riet-1-a-en-la-catedral “Estas fotos las publicó la antropóloga feminista Riet Delsing en Holanda, en septiembre de1985. Las fotos obvio que las tomó antes, por la ropa pudo haber sido a fines del año 1984 o durante el verano de 1985, hicimos esa acción en las escalinatas de la catedral de Santiago”, cuenta Eliana Largo. Las protestas de grupos de mujeres durante la dictadura eran parte de un alzamiento general de la población, donde las mujeres tuvieron un lugar importante. La fotografía sorprende por la rigurosidad de la pose de los cuerpos, pero sobre todo porque no acostumbramos a tener acceso a conocer (y menos aún ver) imágenes de las formas de resistencia feminista durante la dictadura. Los alzamientos feministas que emergen colectivamente en Latinoamérica requieren reconocer sus memorias, no se trata de acciones aisladas insertas en libros de historia que reducen la política feminista a la obtención del voto femenino. El feminismo siempre obliga a una creatividad táctica, a inventar formas particulares de oponerse a la violencia, formas inesperadas de interrumpir donde el cuerpo sigue siendo un campo de batalla. Mujeres con los ojos tapados, los oídos cubiertos, la boca silenciadas, ‘no ver, no escuchar, no hablar’, es lo que se exigía, a riesgo de perder la vida. Mujeres reunidas en dictadura. Una de estas fotografías se publicó entre muchas otras  en el libro Calles caminadas, anverso y reverso, de Eliana Largo, en el año 2014[1].

Explicando esta fotografía y recordando esos momentos de protesta feminista, Eliana Largo dice:

“En esos tiempos lo que se hacía era relámpago y chao, hasta la siguiente; como se abalanzaron los pacos sobre nosotras cuando la gente empezó a aplaudir y arrancamos hacia dentro de la vicaría, Riet nos pidió que repitiéramos la acción para poder fotografiarla, lo que hicimos en uno de los patios de la catedral. No sabíamos que algo así se llamaría performance con el tiempo, o acción de arte, se nos ocurrían no más, acciones o intervenciones que dijeran en breve lo que no se podía de otro modo, una posibilidad de expresarse con otros códigos, aunque fuera unos minutos. Si no la hubiese registrado Riet, estaría olvidada, como tantas otras”.manifest-foto-riet-2-en-la-catedral

 [1] http://www.memoriachilena.cl/602/w3-article-127546.html

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s